Saltar al contenido

Tabaco y Cirugía de la Mano

Tabaco y cirugia

La adicción al tabaco es un problema enorme:

  • provoca hipertensión
  • aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares (infarto)
  • aumenta el riesgo de padecer múltiples tipos de cáncer: como el de laringe, esófago, pulmón o vejiga.
  • es enormemente perjudicial para la cicatrización de las heridas y para el aparato locomotor.

El humo que fumas y aspiras no se queda en tus pulmones, muchas sustancias tóxicas fruto de la combustión del tabaco pasan al torrente sanguíneo desde los alvéolos hasta los capilares, siguiendo el mismo camino que hace el oxígeno en condiciones normales; estas toxinas, producto de la combustión del tabaco, se reparten por tu cuerpo.

Entre estas hay la nicotina que pero no es una sustancia cancerígena.

La nicotina es únicamente responsable de la adicción, de esa necesidad psicológica y casi física de tener que estar fumando continuamente.

Lo perjudicial para el funcionamiento de tus tejidos es el resto de sustancias que se producen en la combustión y que viajan por todo tu cuerpo a través de la sangre.

Si eres fumador crónico, el correcto funcionamiento de tus vasos sanguíneos queda alterado, alterando la cicatrización de las heridas entre las muchas complicaciones.

El tabaco y sus efectos sobre distintos tipos de enfermedades.

Tabaco y cirugia de la mano

Fumar produce una multitud de efectos nocivos que involucran la mano y los dedos. Estos incluyen efectos locales y sistémicos, como disminución del flujo sanguíneo digital, mas propensión a la trombosis, aumento de la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Todos estos efectos pueden afectar negativamente el resultado de los pacientes quirúrgicos de las manos y las extremidades superiores, aumentando el riesgo de complicaciones. Esta demonstrado que fumar un solo cigarrillo produce una reducción del 42% en el flujo sanguíneo digital (dedo).

El tabaquismo aumenta el riesgo de complicaciones si te has operado por una fractura o te han puesto una prótesis en alguna articulación de manos, dedos y muñeca incluidos.

Ademas estudios muestran que fumar aumenta la probabilidad de que los dígitos replantados fracasen (mueran). El síndrome de dolor regional complejo crónico también se ha asociado con el tabaquismo.

Se ha demostrado que fumar aumenta la probabilidad de que los huesos rotos no puedan sanar; esto es especialmente importante para los pacientes con fracturas de escafoides, pero se aplica a todas las fracturas.

El tabaquismo aumenta el riesgo de complicaciones si te has operado por una fractura o te han puesto una prótesis en alguna articulación (manos, dedos y muñeca incluidos)

Referencias

Wei, David H. et al Smoking and Hand Surgery. Journal of Hand Surgery, 2013: 38 (1) 176 – 179.